Mensaje Coordinadora Residente

El trabajo de Naciones Unidas durante y su contribución al cumplimiento de la Agenda 2030

El año 2021 continuó siendo un año de grandes desafíos y consecuencias complejas para Honduras y su población. Desde el Sistema de las Naciones Unidas en el país compartimos nuestra solidaridad por las impactantes consecuencias de la Pandemia de la COVID-19 y de las tormentas tropicales Eta e Iota, y continuamos plenamente comprometidos en apoyar al país, sus autoridades y de manera prioritaria, su gente.

En el quinto y último año de implementación del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD) en Honduras, para el período 2017-2021, las Agencias, Fondos y Programas (AFPs) del Sistema de las Naciones Unidas (SNU), en apoyo al Gobierno de Honduras y junto con socios de organizaciones de la sociedad civil, sector privado, entre otros, mantuvo su trabajo en la implementación de la Agenda 2030 con un enfoque de igualdad de género y derechos humanos para no dejar a nadie atrás.

Este quinto Informe de Resultados muestra los principales logros alcanzados, los desafíos enfrentados, las lecciones aprendidas, el trabajo Interagencial y conjunto con diversos socios del desarrollo del país, así como las perspectivas para el año 2022. La pandemia por la COVID-19 y su impacto socioeconómico en el país, así como los efectos negativos causados por las tormentas tropicales Eta e Iota, requirieron que el SNU y sus socios continuaran reorientando sus prioridades a fin de apoyar la respuesta a las crisis causadas por ambos eventos y su impacto en el logro de la Agenda 2030. En este sentido, el SNU, entre otras acciones, ha continuado co-liderando El Equipo Humanitario de País (EHP) para apoyar la respuesta a la población más afectada por los eventos señalados.

foto del equipo de pais de naciones unidas en honduras
Parte del Equipo de País de Naciones Unidas en Honduras

 

No obstante, en medio de este contexto de país, el SNU avanzó en la implementación de las actividades de desarrollo previstas en el MANUD, como, por ejemplo, la realización de entregas de alimentación escolar para niñas y niños, la continuación de la asistencia técnica en salud para otras enfermedades diferentes a la COVID-19, la asistencia técnica y financiera en educación, el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática, la seguridad ciudadana, así como programas y proyectos productivos, de generación de empleo y cambio climático.

En términos de lecciones aprendidas y de áreas para mejora, el SNU necesita continuar fortaleciendo programación conjunta a lo interno del Sistema mismo, así como con diferentes actores claves del desarrollo en el país, para asegurar mayor cobertura y mejores impactos a nivel del territorio.

Durante 2021 formulamos el nuevo Marco de Cooperación 2022-2026, el cual se implementará con el nuevo Gobierno, liderado por la primera presidenta del país, Xiomara Castro, así como con otros actores nacionales. El nuevo Marco de Cooperación se orienta en cuatro prioridades estratégicas: 1. “Renovando la confianza en el país y sus instituciones”; 2. “Sentando las bases para aprovechar las oportunidades estructurales del mañana”; 3. “Construyendo conjuntamente el capital social de la próxima generación hondureña, con igualdad de género, equidad y enfoque de derechos humanos”; y una cuarta prioridad transversal “Alcanzando la Agenda 2030 a través de la reconstrucción resiliente e inclusiva ante las crisis de 2020”.

Reconocemos a la población hondureña, los hombres y mujeres, las niñas, los niños y adolescentes, que han participado y liderado los programas y proyectos apoyados por Naciones Unidas en sus comunidades. Además, reconocemos a los socios por mantener alianzas estratégicas con el SNU, sin cuyo aporte en la ejecución, la realización de las actividades, y por ende este quinto informe, no habría sido posible. También reconocemos a todo el equipo del SNU en Honduras, los y las colegas que trabajan en las diferentes AFPs, por su dedicación, compromiso y esfuerzo. El SNU en Honduras continúa comprometido a trabajar con varios actores públicos y privados y fortalecer la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, sin dejar a nadie atrás.

Alice Shackelford, Coordinadora Residente de Naciones Unidas en Honduras